Preguntas Frecuentes

Es un sistema respetuoso del medio ambiente que se basa en una fuente gratuita de energía. Reduce los costos de combustible y ofrece una rentabilidad de la inversión realizada. Es 100% confiable al ser utilizada junto a los sistemas convencionales como respaldo secundario. Es fácil su instalación y mantenimiento.

Es posible realizar la instalación de un sistema solar en proyectos nuevos proyectos de construcción y en modificaciones (edificios existentes). Sin embargo las soluciones solares se presentan con mayor eficacia si se aplican durante la fase de diseño, para obtener el máximo rendimiento de la inversión.

Sí, algunos sistemas solares térmicos tienen esa ventaja y puede funcionar en la temporada de invierno cuando la luz solar está disponible, y mejor aún si se cuenta con la ayuda de respaldo.Sin embargo, la performance y la salida del sistema, varía de verano a invierno en función de la intensidad del sol.

Dependiendo del tipo de proyecto, la aplicación y el precio del combustible, el sistema puede pagar el valor de inversión en un período relativamente corto. En algunos casos la recuperación puede ser inmediata, en tanto el costo de instalación de la energía solar sea menor que el de los calentadores eléctricos convencionales, por ejemplo. El periodo de recuperación y retorno de la inversión se calcula generalmente en las propuestas y ofertas de MEI.Es importante mencionar que la región de Medio Oriente cuenta con mucha energía solar que puede ser utilizado en diferentes aplicaciones.

Los sistemas solares son generalmente fáciles de instalar y mantener. Dependiendo del tamaño del proyecto y las fases, la instalación se puede hacer en un día o bien en varias semanas o meses. MEI ofrece presentar un calendario de ejecución del proyecto que se acuerde con el cliente antes de su implementación.

El sistema de calefacción solar por lo general ocupa entre el 20-30% del espacio en el techo, asumiendo que es una construccion de un piso. Para otras aplicaciones (vapor, refrigeración y fotovoltaica) MEI puede proporcionar una estimación inicial de espacio necesario y acomodar las necesidades del proyecto durante el estudio inicial de factibilidad. En todos los casos, el equipo MEI por lo general inspecciona el lugar antes de proponer.

Insolación es una medida de la energía de radiación solar recibida en una superficie dada en un tiempo determinado, expresada en kilovatios-hora por metro cuadrado por día (kW.h / (m2.day).

Colectores solares planos: Sistema de placa plana que está diseñado con un buen aislamiento, caja estanca, que contiene una placa de absorción oscura bajo una o más cubiertas translúcidas o transparentes. El agua pasa a través de tuberías situadas por debajo de la placa de absorción.
Los colectores de placa plana pueden ser muy eficientes en climas cálidos y soleados, no tanto así en climas frios donde su rendimiento se ve  afectado.
 
Colectores solares de tubo de vacío: Estos colectores tienen múltiples tubos de vacío de vidrio que absorben la energía solar y se calientan, con el fin de calentar el agua caliente o entregar calefacción. El vacío dentro del tubo reduce las pérdidas de calor, lo que les permite alcanzar temperaturas considerablemente más altas que la mayoría de los colectores de placa plana. Por esta razón se puede utilizar en zonas donde las condiciones son más frías. 
 
En los últimos años el volumen de producción de tubos de vacío se ha disparado, lo que da como resultado una fabricación más económica, llegando a ser similares en precio a los de placa plana, pero con mayores ventajas de aislación, por lo que prontamente se convertirán en la opción predeterminada para las aplicaciones térmicas solares en todo el mundo.
Una diferencia en el tubo de vacío, sobre el tipo de placa plana, es que el perfil constante del tubo redondo significa que el colector esta siempre perpendicular a los rayos del sol y, por lo tanto, la energía absorbida es aproximadamente constante en el transcurso de un día. Debido a las altas temperaturas que pueden alcanzar los tubos de vacío se tienen especiales consideraciones de diseño para evitar o mitigar las condiciones de sobrecalentamiento.
 
Los colectores de concentración se utilizan para alcanzar temperaturas en el intervalo de 100-200 grados centígrados para la aplicación industrial y comercial, según la potencia requerida para vapor, calefacción o refrigeración. Los colectores son generalmente colectores cilindro-parabólicos que utilizan reflectantes/espejos para concentrar la energía sobre un tubo absorbedor que contiene fluido de transferencia térmica o agua.